apoyodehistoria
  Conflictos del siglo XXI
 

LOS CONFLICTOS DEL SIGLO XXI

                En los inicios del siglo XXI observamos la aparición de nuevos conflictos debido a:

·         El aumento del terrorismo internacional, justificándose en motivos religiosos, con un auge del extremismo musulmán.

·         Conflictos provocados por refugiados que huyen de las zonas de conflicto.

·         No se han solucionado conflictos del siglo XX.

·         Refugiados climáticos.

·         Fanatismo religioso.

·         Luchas por el control de zonas geopolíticamente importante debido a sus recursos o ubicación.

·         La globalización económica.

En septiembre del 2001 se inicia una serie de ataques suicidas con aviones comerciales en los EEUU, a los que el gobierno americano de George Bush (hijo) respondió con la guerra de Irak, acusando a su líder Sadam Hussein de poseer armas de destrucción masiva.

En el año 2003 se inicia la ocupación de Irak, por parte de EEUU con el apoyo de la ONU y la UE, consiguiendo derrocar rápidamente el régimen de Sadam Hussein, sin que se encontraran armas de destrucción masiva.

Esta acción militar provocó una serie de atentados en Europa, concretamente en Londres y en España en 2004, pidiendo los grupos terrorista, sobre todo al·Qaeda la retirada de las tropas extranjeras de Irak. Los atentados de España en los días previos a las elecciones generales provocaron según algunos analistas políticos un cambio en la intención de voto, resultando elegido José Luis Rodríguez Zapatero líder del PSOE que en su programa político defendía la retirada de las tropas españolas.

Tras el derrocamiento de Sadam Hussein, el país entró en un proceso de crisis, donde numerosos grupos intentaron alzarse con el poder político y tomar revancha por los agravios sufridos durante el régimen del partido Baal mediante atentados y ataques a las fuerzas estadounidenses.

Al·Qaeda, dirigido por Ben Laden, consiguió controlar parte de Irak, pero rápidamente el DAESH se hizo con el control de una gran parte de Irak, proclamando el califato islámico que pretendía expandir hasta Siria aprovechando la primavera árabe que se inicia en el 2011.

La primavera árabe es un movimiento de carácter islámico que afecta a los países del norte de África que utilizando el islam como elemento aglutinador realizan una serie de actos, en ocasiones violentos, para derrocar regímenes tiránicos.

Las primaveras árabes tuvieron una serie de características comunes que son:

·         Aumento de la inflación.

·         Aumento del paro.

·         Regímenes dictatoriales o autoritarios.

Las principales revoluciones dentro de la primavera árabe son:

·         Tunez: después de la inmolación de un joven parado, se inciaron una serie de protestas (intifada de Sidi Bouzid 2010-2011) que desembocaron en una revuelta que puso fin a la dictadura de Zine al·Abidine Ben Ali, iniciándose un gobierno de transición, tras fracasar su intento de represión y huir a Arabia Saudí.

El gobierno de Zine al·Abidine se caracterizó por la ausencia de procesos democráticos y un fuerte desarrollo del sector privado en beneficio de las empresas extranjeras, sobretodo francesas y americanas.

La represión del movimiento fue dura, pero finalmente Zine al·Abidine huyo a Arabia Saudí.

·         Egipto: Las protestas se inician en la plaza Tahir de El Cairo y se mantendrán durante semanas (revolución de los jóvenes o revolución blanca, que se inicia el 25 de enero del 2011 en el día de la ira hasta que el presidente Hosni Mubarak, decide abandonar el poder, instaurándose un gobierno provisional que carecerá de poder para restaurar el orden y realizar las reformas que se pedían.

En el año 2013 el ejército realiza un golpe de estado, derrocando a Mohamed Mosri, que era el primer presidente elegido de forma democrática, iniciándose un periodo de confrontación entre los partidarios de Mosri, vinculados a los hermanos musulmanes que habían incrementado su influencia, y sus opositores, que pedían un gobierno formado por liberales y tecnócratas.

Durante este periodo la minoría cristiana copta, fue duramente perseguida con la quema de sus templos y asesinatos.

·         Marruecos: se produjeron una serie de manifestaciones, respondiendo Mohamed VI con una nueva constitución que concedía mayores libertades y democratizaba el régimen.

En las elecciones de 2012, tras la aprobación de la nueva constitución, resulto vencedor el partido musulmán.

·         Libia: en el 2011 estalla una revuelta inspirada en los principios de la revuelta tunecina, en la que el consejo nacional de transición, apoyado por países de la OTAN, como Francia, EEUU y la ONU se enfrentarán al dictador Gadafi, que será derrotado, tras una cruenta guerra civil.

En el 2014 estallará una segunda guerra civil Libia, al iniciarse la transición gubernamental, quedando el país dividido en diversas zonas de influencia con una fuerte presencia del yihadismo islámico (DAESH) que se financia con la exportación de materias primas.

OTROS CONFLICTOS

Yemen: Es un país de reciente formación que surge en 1990 con la unificación de la República Árabe de Yemen del norte y la República Popular Democrática de Yemen (Yemen del sur), en 1994 apareció un movimiento independentista en Yemen del sur que fue rápidamente sofocado.

Desde 2011, bajo la presidencia de Ali Abdullah Saleh, encontramos un régimen en constante crisis política y económica que ha provocado numerosos movimientos de protesta en la calle.

En el 2012 es elegido presidente al·Hadi, iniciándose un conflicto entre los Houthis (se autodenomina partidarios de Dios, Ansar Alà, y son de mayoría chiita) y Al·Islah (formado por mayoría sunnita y con el apoyo de los hermanos musulmanes), apareciendo también al·Qaeda, que controla ciudades en la zona sur.

En el 2014 los Houthis se apoderan del poder político mediante un golpe de estado y Arabia Saudi decide intervenir en marzo de 2015, actualmente siguen los enfrentamientos. Rusia ha enviado ayuda humanitaria a Yemen del Sur para paliar la hambruna que asola a la población.

Rohingyas: los rohingyas son un pueblo de cultura musulmana que han vivido durante generaciones en Myanmar, pero a los que actualmente el gobierno birmano considera migrantes y les deniega la nacionalidad, con lo cual no pueden tener posesiones y se les deniegan derechos como el de casarse o viajar.

El conflicto se inició en el 2012 con varios ataques a la población rohingyas, que no fueron reprimidos con dureza por la policía, siendo acusados por la población de Myanmar de mayoría budista de incitar a la violencia con ataques contra la población local en la zona de Rakhine, entre la que se ha extendido el miedo a una posible radicalización musulmana que desemboque en terrorismo debido a la formación de grupos armados como el ejército de Salvación Rohinya de Arakán (ARSA) que ha atacado desde 2017 puestos de policía, bases del ejército y se han enfrentado no solo al ejército sino también al movimiento 969 dirigido por el monje budista Ashin Wirathu.

En agosto de 2017 el ejercito de Myanmar ha iniciado una política de limpieza étnica obligándolos a dirigirse hacia Bangladesh, internándolos en campos de concentración o confinándolos en sus aldeas.

En enero de 2018 se firmó un tratado con Bangladesh para la vuelta de los exiliados, pero no han vuelto debido a la falta de seguridad y Myanmar ha reforzado la frontera militarizándola y construyendo una valla.

Bangladesh propuso asentar a unos 100.000 en una isla fangosa deshabitada del golfo de Bengala.

Nagorno Karabaj: es una zona que pertenece a Azerbayan, pero la mayoría de la población es de etnia armenia, iniciándose combates en 2016, que pueden arrastrar a otras potencias como: Turquía (aliada histórica de Azerbayan), Rusia e Irán.

El conflicto surge a mediados de los años 90, después de que la región de Nagorno Karabaj declarara su independencia de forma unilateral en 1991 y no haya sido reconocida internacionalmente. Tiene un componente étnico, cultural (los armenios son cristianos y los azeríes musulmanes) y políticos de control de territorio.

La guerra finalizó en 1994 y se saldó con la victoria de Armenia que contaría con el apoyo de Rusia, firmándose un tratado por el cual Nagorno Karabaj pertenecería a Azerbayan pero tendría una amplia autonomía.

En la actualidad el conflicto se ha recrudecido y sigue habiendo conflictos en los que se utiliza artillería pesada e incluso el ejército armenio ha llegado a intervenir en la defensa de los rebeldes sublevados y la retórica relacionada con el conflicto ha enfrentado a Putin y Erdogan, contando Rusia con una base militar permanente en Armenia.

Actualmente las negociaciones están estancadas y Armenia se niega a devolver los territorios ocupadas alrededor de Nagorno Karabaj y ambos países ponen dificultades a cumplir las resoluciones del grupo de Minsk (Rusia, EEUU y Francia) para conseguir una paz duradera.

Conflicto saharaui: en 1974 el gobierno español promete al pueblo saharaui un referéndum para su autodeterminación, pero en 1975 España se retira del Sahara occidental y el territorio debe dividirse entre Marruecos y Mauritania.

Los saharauis denuncian este hecho en el tribunal penal internacional, pero nada más retirarse el ejército español las fuerzas marroquíes y mauritana inician la ocupación del Sahara occidental, mediante bombardeos con napalm y fósforo blanco contra la población saharaui que se desplaza a campos de refugiados situados en el desierto de Argelia donde permanecen en la actualidad.

El frente Polisario (Frente Popular de liberación de Saguia el Hamra y Rio de Oro), propone una guerra de guerrillas contra Mauritania, que se retirará del conflicto en 1979, pero no Marruecos que contará con el apoyo de Francia y EEUU.

En 1991 la ONU consigue que se firme un alto el fuego donde Marruecos conservará el 80% del territorio del Sahara occidental que incluye los depósitos de fosfatos, las zonas pobladas y los caladeros del Atlántico, mientras que el pueblo saharaui se quedará con el 20% del territorio que corresponde con el desierto interior.

 La resolución de la ONU indicaba que a las pocas semanas se censaría a la población para realizar un referéndum, que aún no se ha realizado y que Marruecos pretendía falsear incentivando a población marroquí a desplazarse al Sahara occidental.

La situación actual es complicada, ya que Marruecos construyo un muro de arena de más de 2000 km de largo a la vez que minó el territorio y aunque ningún país reconoce el Sahara Occidental como territorio marroquí, los apoyos de Francia, EEUU y de España no permiten pensar en una solución a corto plazo para:

·         12.000 refugiados de los campos de Argelia que dependen de la ayuda internacional.

·         30.000 que viven en los territorios controlados por el frente Polisario.

·         150.000 que viven en los territorios ocupados por Marruecos.

Actualmente la República Árabe Saharaui democrática ha sido reconocida por 85 países, todos ellos africanos y algunos de Sudamérica, pero no por la ONU que lo considera un territorio sin descolonizar y con un conflicto latente debido a las presiones marroquíes y al activismo del Frente Polisario, que se le considera el representante internacional del pueblo saharaui.



Los conflictos del siglo XXI en pdf 

 

 
   
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=